Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador llega a su tercer informe de Gobierno con bajas consecutivas en su gabinete, tras la salida de Olga Sánchez Cordero de la Secretaría de Gobernación hace una semana y la renuncia ayer del abogado Julio Scherer Ibarra a la Consejería Jurídica de la Presidencia.
En ambos casos se trata de colaboradores que iniciaron el sexenio junto con López Obrador y que, sin ser militantes de Morena, eran considerados piezas claves en la operación del gobierno federal.
La renuncia de Scherer Ibarra trascendió ayer por la tarde. No fue oficializada mediante alguna comunicación y se desconoce si el Presidente López Obrador aceptó la dimisión.
Durante su paso por la Consejería Jurídica Scherer Ibarra se convirtió en un operador legal y político y pieza clave para elaborar, impulsar y defender en tribunales las principales reformas de la llamada Cuarta Transformación.
El abogado representó al poder Ejecutivo en importantes litigios en temas claves como los cambios en materia energética.
También fue interlocutor del Presidente ante los ministros de la Corte, los magistrados del Tribunal Electoral federal, e incluso líderes parlamentarios con quienes negocio el aval a reformas propuestas por el Ejecutivo.