Rafael Aceves 
Agencia Reforma

CDMX.- La venta de falsificaciones de hidroxicloroquina bajo la marca Plaquenil, propiedad de Sanofi, llegó a establecimientos formales, lo que ha sido un duro golpe para la industria, admitió Rafael Gual, director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica.

Hasta ahora, no se tiene claro cómo es que las falsificaciones de medicamento pudieron llegar al sector formal.

“Se desconoce de dónde vino el producto, quién lo vendió; se tiene que seguir la cadena hacia atrás, las farmacias que lo tenían (el medicamento falso) seguramente les facturaron esos productos. Es responsabilidad de la autoridad hacer la reconstrucción de los hechos y llegar a las últimas consecuencias”, expuso en entrevista.

Plaquenil es un medicamento que se usa como tratamiento antiparasitario y antirreumático y recientemente fue empleado para tratar a pacientes de Covid-19, en combinación con otros fármacos. Al no dar buenos resultados, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detuvo el 4 de julio sus ensayos con hidroxicloroquina para el tratamiento del nuevo virus.

La falsificación detectada consiste en la falta de componente activo y en lugar de dicho ingrediente se identificó la presencia de celulosa microcristalina en la tableta.

Quejas de pacientes en México que identificaron medicamento Plaquenil falso dentro de canales formales, como las farmacias de cadenas y otras independientes, en diversos estados de País, hicieron que a finales de junio la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) lanzara una alerta al respecto.

Las cadenas de farmacias están en disposición de verificar toda la información.

En Farmacias del Ahorro esperan el dictamen de Sanofi sobre dos cajas que fueron encontradas en un local de Mérida, Yucatán, según fuentes de la empresa.

Otras cadenas como Farmacias Benavides aseguraron que en sus tiendas no han sido detectados los productos falsificados, pero que se mantienen particularmente atentos para su eventual detección.

“Toda la investigación está en manos de Cofepris, no sabemos nada sobre cuántas piezas falsas se han detectado, ni cómo pudieron llegar a establecimientos formales”, señala Gual.

Sanofi, la fabricante de Plaquenil, que en abril de este año tuvo un desabasto del medicamento, mismo que ya ha sido subsanado, según versiones de la propia empresa, puso a disposición de los pacientes mexicanos que requieren dicho medicamento un canal de venta online o telefónica, mediante el cual el medicamento se envía directamente del laboratorio al domicilio.

La falsificación se hizo a la presentación en caja con 20 tabletas de 200 mg, con el número de lote 9MXA006 y fecha de caducidad mayo 22, según indicó Cofepris en la alerta lanzada el 26 de junio.

Cofepris no respondió a solicitudes de información sobre avances de la investigación en la falsificación de Plaquenil.