Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con los ajustes al Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, la Secretaría de Bienestar llegará a repartir casi 300 mil millones de pesos al año, entre pensiones a adultos mayores, personas con discapacidad y apoyos a agricultores, pero sin metas específicas para combatir la pobreza.
Tras cinco días de sesiones para hacer modificaciones al Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, el pleno de la Cámara de Diputados concretó recortes al Instituto Nacional Electoral y al Poder Judicial de la Federación, lo que abultó aún más al presupuesto de Bienestar.
El presupuesto total aprobado por diputados de Morena, PVEM y PT quedó en 7 billones 088 mil millones de pesos para el próximo año y se reasignaron 8 mil 38 millones de pesos.
De ese dinero, el principal recorte se dio en el Instituto Nacional Electoral (INE), al que le disminuyeron 4 mil 913 millones de pesos, mientras que al Poder Judicial le quitaron 3 mil millones.
La suma de ambos recortes, por 7 mil 913 millones de pesos, se repartió principalmente entre las secretarías de Agricultura, Bienestar y Salud.
Sin atender decenas de propuestas de la sociedad civil y de los partidos de oposición para cubrir los huecos en diversas áreas del gasto, Morena destinó a Bienestar 2 mil 457 millones de pesos más.
De esos, 2 mil millones son para el programa de personas con discapacidad y 457 millones de pesos son para Sembrando Vida.
Con ello, la Secretaría de Bienestar dispersará el próximo año 299 mil 315.5 millones de pesos, cifra comparable solo con el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública, que llegará a los 364 mil 600 millones de pesos.
De los recursos liberados por recortes, 2 mil 700 millones de pesos fueron a la Secretaría de Agricultura, en específico al programa de Fertilizantes.
El programa obtuvo más presupuesto pese a que recientemente tuvo observaciones de la Auditoría Superior de la Federación por la falta de comprobación de 82 millones de pesos de la Cuenta Pública del año 2020.
A la Secretaría de Salud se le aprobó una ampliación por mil 580 millones de pesos para fortalecer el programa de Vacunación.
Las Secretarías de Relaciones Exteriores tuvieron ampliaciones por 560 millones de pesos, para la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo; la del Trabajo y Previsión Social por 500 millones de pesos, para aumentar apoyos al programa Jóvenes Construyendo el Futuro; y Educación Pública por 116 millones, etiquetados para la Unidad Profesional Interdisciplinaria Campus Palenque, del IPN.

IGNORAN QUEJAS
La fracción de Morena aplicó los recortes al INE y al Poder Judicial sin atender los señalamientos sobre el efecto de tales disminuciones presupuestales.
En el caso del Instituto Nacional Electoral, el recorte es casi equivalente al monto extraordinario que solicitó para realizar los ejercicios de consulta popular del próximo año.
En particular se le negaron 3 mil 830 millones de pesos para organizar y llevar a cabo la consulta de Revocación de Mandato del Ejecutivo Federal, en abril del 2022.
La fracción de Morena ignoró la advertencia de que, sin el recurso, es imposible llevar a cabo el ejercicio y que el INE considera recurrir a la Suprema Corte para impugnar la decisión.
También se concretó un recorte de 3 mil millones de pesos al Poder Judicial, ignorando la advertencia del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, de que se ponía en peligro la aplicación de la reforma laboral, la cual está ligada a cumplir compromisos del T-MEC.
Del monto recortado, 2 mil 935 millones corresponden al Consejo de la Judicatura Federal y 65 millones de pesos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.