Manuel Alejandro Alvarez Torres 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El líder nacional del PAN, Marko Cortés, lanzó un llamado a la Oposición para que resistan las presiones en el Senado y no den a Morena los votos que requiere para aprobar la reforma al Poder Judicial, con una mayoría calificada.

En sesión del Consejo Nacional del PAN, aseguró que no es verdad que Morena y aliados cuenten con la mayoría calificada -86 legisladores- en la Cámara alta, aunque se insista que ya tienen los votos.

«Ante las reformas que vienen contra la Corte, contra el proceso electoral democrático, el PAN tiene que resistir.

«Y aquí es donde debemos hacer un exigente llamado a todos los legisladores, no sólo a los del PAN, porque veo mucha fortaleza en los del PAN, a todos los legisladores de la coalición (PRI y PRD) y a todos los legisladores de la Oposición (con Movimiento Ciudadano)», planteó.

El llamado de Cortés se da un día después de que el morenista Ricardo Monreal comentara que el futuro coordinador parlamentario por Morena, Adán Augusto López, aplicará sus «habilidades» para conseguir los votos que le faltan a la 4T en el Senado.

Recordó que en la Cámara alta la diferencia es de tres o cuatro legisladores para definir la mayoría calificada.

Además del llamado a la resistencia, Cortés pidió al Consejo exigir una justa asignación de representación proporcional en la Cámara de Diputados.

Detalló que Morena, PT y PVEM lograron el 54.7 por ciento de la votación nacional, pero la proyección de la Secretaría de Gobernación es de 74 por ciento.

«Tienen 54 por ciento y quieren asignarse con la representación proporcional el total de la Cámara en 74 por ciento. Una sobrerrepresentación clara», reprochó.

Cuestionó que, desde el 2 de junio, la presidenta del INE, Guadalupe Taddei, presentó un cálculo donde se suponía una mayoría calificada para Morena y aliados en ambas Cámaras, lo que no es cierto.

También propuso que el partido sea propositivo con las reformas que vienen sobre el Poder Judicial.

«Debemos ser una Cámara propositiva, constructiva, pero sin miedo a decir no. Sin miedo a decir que no votaremos por sus reformas, que todo lo que se deba mejorar, que se mejore, pero que no se debilite al Poder Judicial. En nada», dijo.

En tanto, el dirigente del PRI, Alejandro Moreno, acusó que existen intentos de manipular el cálculo de asignación de cargos de representación popular a los partidos políticos para dar a Morena y sus aliados la mayoría calificada en ambas Cámaras.

Sin mencionar al INE, instancia que hace el reparto, ni al Tribunal Electoral, que ratificaría o no la asignación de plurinominales, «Alito» advirtió que la votación no le dio al bloque del Gobierno una mayoría calificada.
Y asume su culpa por derrota electoralEl dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, admitió ayer su responsabilidad por los resultados en los comicios del 2 de junio, en los que el blanquiazul perdió varias posiciones estratégicas, y afirmó que a pesar de todas las críticas su partido es la primera fuerza opositora del País.

Acción Nacional obtuvo el 16 por ciento de la votación nacional, con 9.6 millones de votos en la elección presidencial, mientras que la coalición Fuerza y Corazón por México, encabezada por Xóchitl Gálvez, quedó en segundo lugar, con el 27.4 por ciento de la votación y 16.5 millones de votos.

Sobre los resultados, el saliente dirigente nacional aceptó que no se hizo trabajo territorial, pese a competir con la operación de los «Siervos de la Nación», la estructura de los programas sociales, pagados por el Gobierno.

También admitió que el mensaje que se envió se alejó «un poco del PAN».

«A pesar de los pesares, a pesar de lo que nos digan, a pesar de todas las críticas, el PAN sigue siendo la primera fuerza de Oposición de este País», justificó.

Cortés aseguró que hizo lo mejor que pudo y que honró su palabra, que estuvo abierto a la sociedad y a las mayorías, hasta el punto de hacer coalición con partidos que antes fueron adversarios, como el PRI y PRD.

«Me siento tranquilo por el deber cumplido», dijo.

El Consejo Nacional del PAN también aprobó por unanimidad a los integrantes de la comisión de análisis del proceso electoral, entre los cuales fueron incluidos candidatos perdedores del proceso, gobernadoras y diferentes actores del partido.

Dicha comisión deberá presentar un diagnóstico del blanquiazul y del País, propuestas para generar cambios internos y posicionamientos para la conducción futura de los grupos parlamentarios y Gobiernos locales
.
La comisión será presidida por Julio Castillo López y algunos de sus integrantes son los «soldados caídos» mencionados por Cortés como Santiago Creel y Kenia López, quienes participaron en la campaña de Gálvez; Santiago Taboada, quien perdió en la Ciudad de México, y Renán Barrera, derrotado en Yucatán.

Los panistas aprobaron también la integración de la comisión que deberá organizar el proceso de elección de la nueva dirigencia, que será encabezada por la diputada federal Ana Teresa Aranda.

La comisión deberá definir la fecha y metodología para llevar adelante esos comicios internos.