Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Organizaciones ambientalistas presentaron ayer una demanda para emplazar al Departamento del Interior de Estados Unidos a adoptar una sanción contra México por permitir la pesca y el comercio ilegales de la totoaba, que ponen en peligro a la vaquita marina.
La demanda –presentada ante la Corte de Comercio Internacional de EU por el Centro para la Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés), el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) y el Instituto de Bienestar Animal (AWI)– exige certificar a México bajo una ley llamada Enmienda Pelly.
La medida permitiría a la administración Biden impedir la importación de productos de vida silvestre de México.
Desde 2014, los ambientalistas presentaron una petición legal para aplicar la Enmienda Belly para forzar el cumplimiento por parte de México de medidas contra el tráfico de totoaba adoptadas en el marco de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
«A pesar de las promesas de México de cumplir con la ley, hemos visto caer la población de vaquitas en la última década de 200 a 100, a 60 y ahora (hay) sólo alrededor de 10», señaló Sarah Uhlemann, directora del programa internacional del CBD, de acuerdo con un comunicado.