Martha Alicia Martínez Paredes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-En el marco del 104 aniversario de la promulgación de la Constitución de 1917, legisladores de Oposición advirtieron que la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador de desaparecer organismos autónomos y sus intentos por debilitar el federalismo violentan el espíritu de la Carta Magna.

La coordinadora del PRD, Verónica Juárez Piña, aseguró que la actual Legislatura ha sido testigo de graves ataques a los derechos consagrados en la Constitución, como la aprobación de la prisión preventiva oficiosa, la expedición del decreto que faculta a las Fuerzas Armadas a realizar labores de seguridad pública y la creación del Insabi y del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, los cuales calificó como cascarones que sustituyeron a instituciones del Estado.

La legisladora acusó al Gobierno federal de pretender coronar sus “esfuerzos inconstitucionales” con la reforma a la industria eléctrica enviada recientemente como iniciativa preferente y con la desaparición de diversos organismos autónomos, los cuales fungen como contrapesos del poder.

Juárez alertó también riesgos a la libertad de expresión, luego de que la fracción de Morena en el Senado anunció que buscará regular las redes sociales.

La perredista advirtió que los avances alcanzados a más de un siglo de la promulgación de la Constitución de 1917 pretenden revertirse en el afán de mantener la continuidad de un proyecto político.

“El Presidente, quien debería ser el primer obligado en cumplir la Constitución, pretende coronar ahora sus esfuerzos anticonstitucionales con una reforma eléctrica para estancar el desarrollo nacional y la inversión y generar, primordialmente, energía cara y sucia, y ha anunciado también su pretensión de desaparecer organismos constitucionalmente autónomos, que garantizan derechos como el acceso a la información y la protección de datos personales”, reiteró.

La priista Claudia Pastor dijo que los aciertos y errores del pasado reciente no deben ser utilizados para dinamitar o transgredir las reglas esenciales de la democracia.

Pastor sostuvo que el ejercicio pleno de los derechos humanos y de las libertades, el pluralismo político, la separación de poderes, las limitaciones al poder público y la participación política son elementos fundamentales y fundacionales.

La legisladora llamó a la mayoría parlamentaria a no usar la Constitución como un instrumento plegable de acuerdo con los intereses del Gobierno o de su partido.

El panista Marcos Aguilar Vega, recordó que el Artículo 40 de la Constitución establece que la República es federalista, lo que demanda la división de poderes y la existencia de contrapesos al interior del Estado.

El diputado sostuvo que un régimen contrario a lo que establece la Carta Magna es absolutista.

“Rechazamos la visión centralista con afán de concentrar el poder del Gobierno federal. Hoy estamos defendiendo un auténtico federalismo que haga partícipes a todas las entidades del curso que ha de tomar la República desde su propia soberanía y con suficiente autonomía”, afirmó.

En su turno, el diputado petista Benjamín Robles aseguró que la llamada cuarta transformación ha cumplido con el espíritu de la Constitución.

Robles afirmó que como representantes populares han avanzado en recoger el sentir de la población en la Carta Magna.

Por ello, detalló, elevaron a rango constitucional los programas prioritarios del Presidente, aprobaron la reforma en materia de revocación de mandato y eliminaron la reforma educativa, ya que los maestros son los grandes aliados de la Cuarta Transformación.