El delegado estatal de Programas para el Desarrollo, Aldo Ruiz Sánchez reiteró su llamado a los distintos actores políticos en la entidad a evitar acciones de fraude, coacción, compra de votos y cualquier delito que se relacione con la cuestión electoral al recordar que esto se castiga con cárcel, eso significa prisión preventiva oficiosa. “Hubo una reforma para que fuese delito grave. Entonces seguimos llamando a que se eviten este tipo de prácticas”.

Tras acudir a emitir su voto, el representante del Gobierno Federal en la entidad destacó que al ser la primera elección donde este tipo de acciones ya se consideran delitos graves, “no descartemos ver a ciertos personajes en delitos judiciales. Es la elección más grande de la historia”.

Por lo anterior hizo un llamado a la calma a los partidos políticos, al señalar que el único que decide es el pueblo y es quien tiene la última decisión. “Hay quienes no les gusta que la gente participe pero el México de hoy requiere la participación ciudadana”.