La secretaria de Servicios Públicos Municipales, Miriam Rodríguez Tiscareño, hizo un llamado a la comunidad a no dejar basura fuera o encima de las tapaderas de los contenedores y hacer conciencia que en esta temporada de lluvias el agua arrastra todos los desechos generados por los humanos, provocando inundaciones en perjuicio de mucha gente.

Desde el pasado 24 de junio, fecha en que inició el Operativo de Limpieza de Caimanes y Alcantarillas, la Dirección de Limpia y Aseo Público ha retirado de esos sitios 25 toneladas de basura, de las cuales 20 se levantaron el martes 30 de junio, tras la fuerte tormenta que se registró.

“En los caimanes suele concentrarse tierra, escombro y basura, factores que ocasionan el taponamiento, y es crucial que la ciudadanía ponga atención y se haga responsable de evitar que la basura quede fuera de los lugares determinados, en bolsas cerradas, en los horarios establecidos de las 7 de la noche a las 7 de la mañana, únicamente”.

La titular de la SSP aseveró que esta petición se le hace a la sociedad en general, no hay una colonia o fraccionamiento con una mayor o menor problemática, es un asunto generalizado, requiere que todos entren a una nueva dinámica de cuidado de la salud.

Otros factores que mueven la basura son el viento y los animales, por lo cual es indispensable que los desechos domésticos y urbanos sean depositados dentro de los contenedores. “Para que bajen las inundaciones en las viviendas, avenidas o calles es indispensable que se combata de fondo que no haya basura circulando por la vía pública”, enfatizó.

Miriam Rodríguez Tiscareño recalcó que con mayor frecuencia se observan zonas de la ciudad que comienzan a tener cuidado en estos temas ambientales, pero existen otras que deben atender el llamado a la conciencia ya que los habitantes de esas colonias dejan afuera de sus casas, en lotes baldíos o afuera de los contenedores sus desechos, ocasionando una seria contaminación.