Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El empresario Ricardo Salinas Pliego se refirió este miércoles al Presidente Andrés Manuel López Obrador como un «gobiernícola mentiroso».

A través de sus redes sociales, el dueño de Grupo Salinas respondió a las declaraciones del Mandatario federal, quien esta mañana lo acusó de imponer su línea editorial en TV Azteca, para descalificar la reforma en materia de pensiones.

«AMLO, fiel a su característica de #Gobiernicola mentiroso dice que yo no permito la libertad de expresión de los conductores de @Azteca. Da PENA verlo mentir de frente y en público. Ni AMLO ni el #BañaGatos de @JesusRCuevas le hacen honor a la investidura presidencial», posteó en su cuenta de X.

«Y la lealtad a ciegas que AMLO le exige a sus colaboradores, en nuestra filosofía de contratación y trabajo simplemente NO EXISTE. Nosotros en @gruposalinas somos hombres libres y actuamos por convicción personal, y no por instrucciones de arriba. Vámonos a trabajar pues, que estos #Gobiernicolas no se mantienen solos y les gusta mucho vivir bien del dinero de la gente!».

Esta mañana, López Obrador se refirió a la información difundida en las últimas semanas en el noticiero Hechos, transmitido por las noches en TV Azteca.

Consideró que, a pesar de las descalificaciones a la reforma al sistema de pensiones, no pretende pelear con el conductor Javier Alatorre, ya que sólo recibe línea del dueño de la televisora.

«El mismo Salinas Pliego, en una entrevista dice –que es hasta penoso–, que él no permite que sus conductores de noticias actúen con libertad que él les da línea. ¿Qué líneas son? Porque así se aclaran más las cosas», expresó.

«Entonces, ¿qué me voy a estar peleando con Javier Alatorre? O sea. Pues es buena persona. Javier. Nada más que. El lineazo hay nanita».

Hace cinco meses, durante una entrevista con la periodista Adela Micha, el propietario de Grupo Salinas reconoció que da línea a quienes trabajan en TV Azteca.

– ¿En tu empresa hay línea?, le preguntó al empresario.
– «Claro que hay línea», respondió.
– ¿La tuya?
– «Claro, es mi responsabilidad. ¿Qué en La Jornada no hay línea?… Pues entonces no estén chingando. Que vaya una persona en contra de nuestros principios editoriales, eso no se puede».
– ¿Eso es calle (despido)?
– «Es calle», soltó.

Apenas el 19 de abril, el Presidente y el empresario intercambiaron agrios ataques.

El concesionario de TV Azteca llamó «mentiroso» al Presidente luego que en la mañanera se exhibiera que la Afore Azteca apenas entrega al IMSS el 1 por ciento de los recursos de pensiones que tendría que devolver.

El director del Seguro Social, Zoé Robledo, señaló a Afore Azteca por haber entregado al organismo sólo 19.7 millones de pesos de los mil 847 millones que debe aportar de cuentas no reclamadas por usuarios.

López Obrador aprovechó la evidencia para acusar a Grupo Salinas de usar los espacios informativos de la televisora concesionada para descalificar la reforma que busca crear el Fondo de Pensiones para el Bienestar, mismo que, parcialmente, se financiará con recursos de las cuentas no reclamadas.

En respuesta, el Presidente acusó a TV Azteca de manipular y decir mentiras.