Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Procuraduría de Federal del Consumidor (Profeco) pidió a los gasolineros del Estado de México que supuestamente son extorsionados por inspectores de la dependencia presentar las denuncias correspondientes ante la Secretaría de la Función Pública y la Fiscalía General de la República (FGR).
Grupo REFORMA publicó ayer los testimonios de gasolineros que acusaron ser víctimas de cobros por parte de verificadores, al ser señalados de alterar los dispensadores mediante programas denominados «rastrillos».
Al respecto, la Profeco indicó que no tolerará actos de corrupción, pero llamó a los ciudadanos afectados a acudir a las autoridades correspondientes para formalizar sus denuncias y así investigar los casos y deslindar responsabilidades.
La dependencia que encabeza Ricardo Sheffield aseveró que las verificaciones a gasolineros se realizan con estricto apego a le ley, «pero si se da el caso que un mal servidor público intenta pasarla por alto buscando un beneficio, de ninguna manera contará con el apoyo de esta institución».
Profeco indicó que en el caso concreto del Estado de México, ha interpuesto cuatro denuncias ante la FGR por casos donde se encontró evidencia de que las bombas instaladas en las gasolineras tenían mecanismos ajenos para ser alteradas y despachar menos combustible.
Por otro lado, reiteró que no está entre sus facultades el avalar la utilización de instrumentos ni certificar la calidad del software que es utilizado en las estaciones de servicio, esto luego de que una modificación completa de la NOM-005-SCFI-2017 estableció que las gasolineras deben tener dispensarios nuevos o actualizados.

¡Participa con tu opinión!