Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, pidió ayer a los diputados del partido resistir las presiones de Morena y cerrar filas con la alianza legislativa Va por México, para proteger al INE y evitar que la Guardia Nacional pase a la Secretaría de la Defensa Nacional.
Alertó que se avecina uno de los periodos de sesiones más difíciles, y que es necesario mantener la cohesión y la unidad, para proteger la democracia y evitar la militarización del país.
Sin mencionar el caso del dirigente del PRI, Alejandro Moreno, Cortés previó que habrá otros casos de desafuero en San Lázaro, incluidos de diputados del PAN, y advirtió que están ante un Gobierno dispuesto a todo para mantener el poder en 2024.
«Probablemente haya intentos de desafuero a otros legisladores y hasta de legisladores nuestros. Aquí el tema es si vamos a permitir que con la supuesta razón del combate a la corrupción, vamos a permitir la persecución política.
«Porque si quieren combatir la corrupción, que empiecen por su casa, el buen juez por su casa empieza, y el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador está lleno de corrupción y hay muchos casos, el de Segalmex el más escandaloso», dijo en Boca del Río, Veracruz, donde se inauguró la reunión plenaria de la bancada panista.
Señaló que ante los casos que se ventilen, los panistas no deben perder su objetivo.
«Cuidar a México no significa generar ningún tipo de impunidad. Acción Nacional está a favor de la justicia, y quien la haya hecho, que la pague, pero sí vamos a exigir que primero haya justicia pareja e inicie en casa, poniendo el ejemplo y sin perseguir ni amedrentar a opositores», expuso en su discurso ante diputados del PAN.
De acuerdo con el dirigente, están ante una revancha política contra quienes no se doblegaron con la reforma eléctrica.
Recordó, incluso, que el Gobierno intentó corromper a los legisladores del PAN para lograr la votación requerida, pero resistieron las presiones.
Agregó que los que se doblaron, son protegidos, incluidos en el Gobierno y tienen embajadas.
«Les vienen tiempos difíciles, donde van a buscar ponerlos en la encrucijada más compleja, orillarlos, buscar exponerlos, pero quiero ponerles enfrente que el reto de México es la libertad, la democracia, cuidar el país.
«No se trata de personas, todos vamos de paso, lo que tenemos que hacer es cuidar al país y el equilibro democrático, decir, hablar, disentir, si nos doblan a uno, doblan a todos, hincan a México», advirtió el presidente del PAN.
El coordinador de los diputados, Jorge Romero, coincidió en que están ante un Gobierno que ya no tolera a nadie que piense diferente y está dispuesto a emplear todo el peso del Estado para destruir a opositores.