Abel Barajas 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Emilio Lozoya está citado a comparecer físicamente a la audiencia de este miércoles a las 9:00 horas, solicitada por su defensa para pedir por sexta ocasión una prórroga de 60 días para cerrar la investigación complementaria de su proceso por el Caso Odebrecht.

Por vez primera desde que arribó extraditado de España, un juez federal descartó llevar a cabo la diligencia por medio de videoconferencia y citó al ex director de Pemex en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte para cumplir con el trámite, informaron fuentes judiciales.

Desde el 17 de julio de 2020, cuando pisó territorio nacional, el ex funcionario nunca se ha presentado físicamente a una sala de audiencias judiciales y tampoco ha sido visto por los medios de comunicación en un trámite legal, en parte por las disposiciones institucionales ante la pandemia del Covid-19.

Ni siquiera ha sido captado en la Unidad de Seguimiento y Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso, porque durante todo este tiempo le han dado la facilidad de cubrir por vía electrónica la obligación de acreditar su presencia ante dicha autoridad cada 15 días.

En caso de acudir este miércoles al Centro de Justicia, será la primera ocasión, desde su regreso a México hace 16 meses, que sea visto por la prensa entrando a un recinto jurisdiccional y compareciendo cara a cara ante un juez.

Lozoya pidió la prórroga de dos meses, argumentando que Brasil no ha respondido una solicitud de asistencia jurídica para que aclare Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de Odebrecht en México, sigue siendo testigo protegido o le revocaron en forma definitiva su acuerdo de colaboración con la Procuraduría de su país.

De Meneses es uno de los declarantes que señaló a Lozoya de recibir sobornos de 10.5 millones de dólares de Odebrecht, a cambio de que Pemex les asignara los contratos de la Refinería de Tula, Hidalgo.

La Fiscalía General de la República anticipó su oposición a la solicitud de prórroga que Lozoya, pidiendo, por el contrario, que sea cerrada la investigación complementaria, porque estima que no hay actos de investigación pendientes de practicar.

Por consecuencia, un juez acordó llevar a cabo este miércoles a las 9:00 horas una audiencia en la que habrá un debate entre la defensa del ex funcionario y la FGR, para luego resolver si concede o no el diferimiento.

En el caso hipotético de que fuera negada la prórroga, empezaría a correr un plazo de 15 días para que la Fiscalía presente la acusación por los delitos de lavado, asociación delictuosa y cohecho en contra de Lozoya.

Después, su defensa responderá la acusación y ofrecerá las pruebas de descargo, para que se convoque a una audiencia intermedia, la etapa previa al juicio.

Cabe precisar que, en este escenario, Lozoya tiene la opción de pedir un amparo contra una hipotética negativa de prórroga y obtener una suspensión para que no sea acordado el inicio del juicio.

Si la FGR pretendiera modificar la medida cautelar en el Caso Odebrecht, es decir, pedir su encarcelamiento, tendría que pedir al juez agendar una audiencia para esos fines, pero si ese fuera el propósito, la Fiscalía tiene otras opciones que le ahorraría el debate de una diligencia.

Por ejemplo, tiene en sus manos más de 5 carpetas de investigación con las que podría pedir su aprehensión.

Lozoya ya cumplió un año y cuatro meses sin haber superado la primera etapa procesal en sus dos procedimientos penales, ya que fue vinculado a proceso el 28 y 29 de julio de 2020 y desde entonces tanto el Caso Odebrecht como el de Agronitrogenados continúan en el periodo de investigación complementaria.

Desde que fue procesado, pidió la ampliación por 6 meses; en enero pasado, otros tres meses; en abril, tres más; en julio otros 30 días y en agosto 3 meses adicionales.

El ex funcionario tiene otro proceso por el Caso Agronitrogenados, en el que le imputan cobrar un soborno de 3.5 millones de dólares para que Pemex comprara a AHMSA la planta «chatarra» del complejo de Pajaritos, en Veracruz.

En este asunto, el plazo del cierre de investigación complementaria vence hasta el próximo 19 de noviembre y, como en el presente, si lo estima necesario, también tendrá la posibilidad de solicitar una prórroga y la FGR de oponerse.