Mayolo López 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO:
En un hecho inédito, el grueso de los intelectuales se decantó por la opositora Xóchitl Gálvez como candidata a la Presidencia de la República

Es la primera vez que, en bloque, los intelectuales -escritores, historiadores, periodistas, artistas y antropólogos- externaron públicamente su preferencia en una elección presidencial y llamaron a votar por la abanderada postulada por la coalición Fuerza y Corazón por México.

La candidata se entrevistó este mediodía en el Palacio de Minería con unos 80 personajes del mundo de la cultura de los 250 que suscribieron un manifiesto.

A la reunión asistieron, entre otros, el antropólogo Roger Bartra; los historiadores Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín; el ex Canciller Jorge G. Castañeda; el caricaturista Paco Calderón; el ex dirigente perredista Agustín Basave; el ex dirigente estudiantil Joel Ortega; y los novelistas Ángeles Mastretta y Enrique Serna.

Los intelectuales que firmaron el manifiesto llamaron «a votar» por Xóchitl Gálvez.

«El peligro de una regresión autoritaria ha ocasionado que fuerzas políticas y partidos de diferente orientación se hayan unido para defender la democracia. Ante esa polarización en dos bandos, instigada por el Gobierno, buscamos la pluralidad democrática que propicie el diálogo, la discusión, los pactos razonados y la tolerancia. Polarizar implica que un polo hegemónico acabe por aplastar a los adversarios como si fueran enemigos. Frente a la uniformidad gris y autoritaria del obradorismo, apoyamos la pluralidad multicolor de la Oposición. Por estas razones, llamamos a votar por Xóchitl Gálvez», cita el manifiesto.

En un mensaje abierto a la prensa, Xóchitl Gálvez externó su optimismo a 13 días de los comicios.

«Vamos a ganar: yo palpo la calle, nada más que la gente pierda el miedo. El número es mágico: 63 por ciento (de afluencia a las urnas)», comentó.

En opinión del ex Canciller Jorge G. Castañeda, el abierto respaldo de la comunidad cultural a la candidatura de Xóchitl es un paso muy importante para la intelectualidad mexicana que no acostumbra hacer estas cosas.

«Se está enviando una señal muy importante de que la gente de la comunidad cultural -no toda, pero de una buena parte- no sólo está con Xóchitl, sino que se atreve a decirlo pública y colectivamente. Porque ese es otro tema: la intelectualidad mexicana es increíblemente individualista», añadió.