Mariana Montes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Un llamado a evitar los señalamientos y las descalificaciones en las actuales campañas políticas realizó hoy el Arzobispo Rogelio Cabrera López.

Esta semana el priista Adrián de la Garza indicó que Samuel García, su contrincante emecista por la Gubernatura del Estado, tiene lazos con el narcotráfico.

El candidato por la coalición PRI-PRD mostró un video de 1996 donde García, de entonces 9 años, convive en un quinceaños con Gilberto García Mena, “El June”, ex capo del Cártel del Golfo quien cumple una sentencia por delincuencia organizada y delitos contra la Salud. El Arzobispo de Monterrey, sin embargo, no nombró a ninguno de los dos abanderados.

“No desaprovechemos el tiempo en escuchar descalificaciones y señalamientos, es mejor oír a todos y atender a todos”, afirmó el prelado en su tradicional comunicado dominical. “Dice el mensaje que dirigimos al pueblo de Dios los Obispos la semana pasada: ‘las campañas electorales que siembran división y polarizan la sociedad nunca serán un camino para el bienestar y la paz; tampoco ayudan las políticas públicas que atentan contra la dignidad de la persona, o contra el medio ambiente’.

“Todo candidato o candidata (y) todo gobernante tiene que ser constructor de paz social. Es tiempo de sembrar esperanza en el corazón de cada hermano, de retomar el sendero que nos abrirá la puerta hacia la realización de sueños y proyectos encaminados hacia el bien de todo el pueblo”.

Le preocupa vacunación de médicos

El Arzobispo Rogelio Cabrera López mostró su satisfacción por la vacunación de los adultos mayores nuevoleoneses, aunque dijo estar preocupado ante la situación de los médicos que aún no tienen acceso a los biológicos.

La mención del jerarca católico ocurrió luego de que más de 400 médicos y enfermeras, tanto del sector público como privado, estallaran esta semana por no recibir las inmunizaciones y bloquearan por más de cinco horas los dos sentidos de la Avenida Pablo Livas, una de las más transitadas en Guadalupe.

“Veo con preocupación el que todavía no se brinde la atención suficiente a los médicos y enfermeras quienes son los que más expuestos a dicho contagio. Somos conscientes del largo camino que todavía nos queda por recorrer, por lo que es urgente que se destinen los recursos necesarios para que todos los miembros de la sociedad podamos recibir la vacunación”, dijo Cabrera López.