El partido estelar de la jornada en la Premier League se disputó el día de ayer entre el Manchester City y el Liverpool, en donde ambos equipos se llevaron un punto por haber terminado 1-1; Salah y Gabriel Jesús fueron los anotadores del partido y Kevin De Bruyne erró un penal.
Esta rivalidad entre Reds y Citizens ha sido una de las más fuertes en los últimos años, ya que ambos equipos han peleado por el campeonato codo a codo en las pasadas campañas, y de igual manera siempre ofrecen un gran espectáculo en estos duelos.
Los de Liverpool se pusieron en ventaja al minuto 13 con un gol de penal de Mohamed Salah, luego de que Sadio Mané recibiera una falta de Kyle Walker dentro del área; el egipcio marcó su octavo gol de la campaña y forma parte de la terna goleadora de la Premier League.
En los siguientes minutos los Citizens estuvieron cerca de empatar el partido por jugadas de Sterling y De Bruyne, pero al 31′ Gabriel Jesús anotó el 1-1 luego de recibir el balón a la altura del punto penal, para después quitarse la marca de Alexander-Arnold y disparar al arco.
Antes de finalizar la primera parte, Kevin De Bruyne falló un penal al disparar demasiado desviado en la parte izquierda del marco, y en los minutos restantes ninguno de los dos pudo sentenciar su victoria, por lo que ambos se llevaron un punto de la ciudad de Manchester.
En más marcadores de ayer, el Tottenham derrotó al West Bromwich 0-1, el Aston Villa sorprendió al Arsenal al golear 0-3 en Londres, mientras que el Leicester City con su victoria de 1-0 sobre Wolves, se convirtió en el nuevo líder del certamen, sumando de momento 18 puntos, seguido por Tottenham y Liverpool con 17, Southampton es cuarto con 16 puntos y ocupando los puestos europeos los equipos de Chelsea y Aston Villa con 15 unidades.