Con una goleada de 4-0, el cuadro de Liverpool derrotó en casa al conjunto de Wolverhampton, el cual hizo sufrir a los reds en los primeros minutos, pero en la recta final del partido no lograron contener el poderoso ataque del campeón inglés.
El día de ayer continuó la jornada 11 en la Premier League, y como último partido se tuvo el encuentro entre Liverpool y Wolverhampton, en donde el público pudo regresar paulatinamente al estadio de Anfield, ocupando solo dos gradas del inmueble y con un 25% de su capacidad.
Al momento de saltar al terreno de juego, los futbolistas del Wolverhampton salieron con una playera conmemorativa en donde enviaban su apoyo para Raúl Jiménez, quien aún está en observación para saber cuándo podrá regresar a las canchas, luego de su terrible golpe con David Luiz en la fecha pasada.
En los primeros minutos del encuentro, los reds no dejaron de presionar a sus rivales, Mané y Salah avisaron en al menos dos ocasiones, pero la jugada más clara hasta ese momento fue un disparo de Daniel Podence que tuvo que atajar el arquero de Liverpool.
El encargado de abrir la lata en Anfield fue Mohamed Salah, el egipcio aprovechó un error garrafal del central Coady, quien le dejó tendido el esférico al africano en su intento por controlar el balón; Salah como buen cazador del área tomó la pelota y después disparó al arco de los visitantes para así poner el 1-0.
En la segunda parte los Wolves aguantaron casi 15 minutos sin recibir otro tanto, pero al 58′ comenzó la goleada de los reds con un golazo de Wijnaldum, quien colocó el esférico en el ángulo derecho con un disparo desde las afueras del área.
Al 67′ Joel Matip se unió a la fiesta con un gol de cabeza, el africano remató solo dentro del área tras un pase de Salah; mientras que al 78′ caería el cuarto y último tanto del partido por un autogol de Nelson Semedo, completando la goleada de 4-0 en Anfield.
Con este triunfo el Liverpool sigue compartiendo la cima con el Tottenham, ambos cuentan con 24 puntos pero la diferencia de goles beneficia a Tottenham, ya que los Spurs suman +14, aunque los reds se acercan con una diferencia de +9. Ambos equipos se verán las caras el próximo miércoles 16 de diciembre en la disputa por el liderato absoluto de la Premier League.