Por un marcador de 1-0, el Southampton derrotó al Liverpool en el cierre de la fecha 17 de la Premier League, siendo un mal inicio de año para los vigentes campeones de Inglaterra, ya que esta derrota les podría costar el liderato en las próximas semanas.
No cabe duda que la maratónica jornada de la Premier League no ha sido buena para los Reds, ya que el campeón de Inglaterra no ha ganado en sus últimos tres partidos, perdiendo puntos importantes que podrían perjudicarle más adelante.
El día de ayer los Reds visitaron al equipo de Southampton, y rápidamente a los 2 minutos los locales se pusieron en ventaja gracias a un gol de Danny Ings; el ex jugador de Liverpool aprovechó una mala salida defensiva de los rivales en una jugada a balón parado, rematando por encima de Alisson Becker, anotando así el 1-0.
En el resto de la primera parte el conjunto visitante tuvo varias oportunidades en ataque pero ninguna se logró concretar, gracias al buen trabajo defensivo del Southampton, quienes consiguieron borrar a Mané y Salah en el ataque.
Para la segunda parte, las aproximaciones del Liverpool no cesaron, y el momento polémico de la noche fue al minuto 49, cuando Wijnaldum remató hacia el arco pero Stephens detuvo la trayectoria del balón con la mano, aunque no fue tomada a consideración para señalar penal.
Por más que los Reds trataron de empatar el partido, al final no lo consiguieron, cayendo en su primer partido del 2021, además de ser el tercer encuentro consecutivo sin poder ganar, siendo un golpe anímico bastante duro, ya que en caso de haber ganado un par de partidos estarían con una ventaja cómoda en la cima de la tabla.
Con esta derrota el Liverpool sigue como líder pero con 33 puntos, los mismos que el Manchester United, y cabe recordar que el próximo 12 de enero los diablos jugarán su partido pendiente ante Burnley, en donde podrían tomar la cima de la tabla previo al clásico de Inglaterra, el cual se jugará el 17 de enero en Anfield.