Con un cálculo mínimo de 3 mil eventos suspendidos o postergados a causa de la contingencia sanitaria en los cuatro últimos meses, el Comité de Profesionales de Eventos Sociales de Aguascalientes solicitó una fecha de reapertura inmediata al Gobierno del Estado para que un incontable número de prestadores de servicios y empleos sean reactivados.

En rueda de prensa, un grupo de empresarios organizadores de eventos se declaran listos ante el gobernador Martín Orozco Sandoval y el director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías: “en los días de Quédate en Casa no nos dormimos en nuestros laureles y desde hace quince días se presentaron tres propuestas de protocolo sanitario para que sean evaluadas y autorizada”.

César Montes señaló que los protocolos presentados se ajustan a los requerimientos que se aplican ya en otros estados y naciones, a fin de atender con seguridad y confianza a los comensales, ofreciendo a los asistentes un espacio sanitizado. “Es momento de dar certeza a los clientes que esperan la celebración de sus eventos en este mes de julio en adelante”.

Asimismo, los profesionales de esta industria mencionaron que el 25% de las actividades sociales fueron canceladas y el 75% restante fueron reprogramados para el año 2021 con precios del ejercicio 2020, en la actualidad existen alrededor de 300 salones de fiestas y 7 ya se pusieron en venta definitiva.

Claudio Bruce señaló que la organización de un evento social para 400 personas implica la colaboración de 120 personas de una diversidad de giros que van desde boleros, valet parking, meseros, banquetes, comerciantes, músicos, limpieza, cocineros, entre otros.
Organizadores de eventos adelantaron que entre las medidas sanitarias se montarían mesas de 8 personas y no de 12 como sucedía con anterioridad, habría túneles sanitizantes, medición de la temperatura corporal, gel antibacterial, los meseros utilizan guantes, cubrebocas y caretas protectoras, la preparación es minuciosa para cuidar la salud de todos.

Los empresarios de eventos sociales subrayaron que no piden despensas alimenticias ni apoyos económicos, solo se quiere la autorización para trabajar de inmediato porque hay muchos clientes esperando la celebración de su fiesta o actividad de carácter político, económico, “es momento de generar confianza y no favorecer mas la celebración de eventos clandestinos”, concluyeron.