El Instituto de Educación de Aguascalientes informó que un grupo de 51 colegios particulares de nivel básico han integrado y presentado sus Protocolos Sanitarios de Escuela Segura como un requisito indispensable en el camino para reanudar las clases presenciales en cuanto el semáforo epidemiológico se encuentre en verde.

Lourdes Carmona Aguiñaga, directora de Educación Básica del IEA, indicó que todas estas instituciones educativas particulares han dado un paso adelante que en su momento todos los colegios y las escuelas públicas deberán contar en pos de un regreso seguro, aunque desde ahora ya pueden trabajar en el esquema de los centros comunitarios de aprendizaje.

De acuerdo con el protocolo de Escuela Segura a nivel privado, autorizado por el Instituto de Servicios de Salud (ISSEA), se contabilizan 23 colegios que ofrecen servicios de preescolar, 10 primarias, 8 secundarias, 2 bachilleratos, un centro de desarrollo infantil Girasol, un plantel que ofrece kínder y primaria, y otras 6 instituciones que imparten kínder, primaria y secundaria.

En esa lista de Escuela Segura de colegios particulares, cuya copia obra en poder de El Heraldo, destaca la participación de una primaria que opera como un Centro de Estudios Diferenciados, es decir la atención a niños y niñas que enfrentan alguna discapacidad y ellos requieren acudir presencialmente a las instituciones para recibir la orientación adecuada, lo cual se hace dentro de los protocolos sanitarios.

Entre los municipios que se han ocupado de prepararse con las Escuelas Seguras en su modalidad particular, se encuentran Aguascalientes, Jesús María, Pabellón de Arteaga y San Francisco de los Romo.

Lourdes Carmona Aguiñaga detalló que las escuelas particulares con protocolos sanitarios pueden aprovechar en estos tiempos de semáforo amarillo para participar en el esquema de los Centros Comunitarios de Aprendizaje o en otras palabras en una modalidad de asesoría para apoyar a aquellos estudiantes que requieren de un acompañamiento más cercano.

Sostuvo que los niños y los adolescentes acuden una hora al plantel educativo y como máximo 9 estudiantes se encuentran reunidos en un mismo salón de clases para recibir la asesoría correspondiente.