Las empresas proveedoras de autopartes en Aguascalientes están ajustándose a la creciente presencia de automóviles eléctricos chinos en el mercado, según informó Mónica Mendoza, presidenta del Clúster Automotriz. Mendoza explicó que los fabricantes de componentes automotrices se concentran en preservar su eficacia productiva y calidad para satisfacer las demandas de las compañías ensambladoras.
En Aguascalientes, se nota un incremento en la cantidad de distribuidoras de nuevas marcas automotrices, así como el almacenaje de vehículos importados en puertos mexicanos, fenómeno que Mendoza describió como una especie de «invasión». Destacó que los vehículos híbridos o eléctricos provenientes de Asia representan una oportunidad para que los productores de autopartes participen con componentes esenciales para estos modelos, los cuales requieren menos piezas en su fabricación.
Mendoza mencionó que el desarrollo de la infraestructura de carga eléctrica para vehículos en México todavía está en etapas iniciales y requiere de mayor esfuerzo por parte del gobierno federal. Además, indicó que el costo elevado de los vehículos híbridos y la escasa disponibilidad de baterías de carga, entre otros componentes, son desafíos pendientes de solución.
Subrayó la necesidad de que la industria nacional de autopartes fortalezca su capacidad de proveeduría hacia estas nuevas marcas, obteniendo las certificaciones necesarias para integrarse a sus cadenas de producción. Por último, mencionó el interés en establecer lazos con la industria automotriz de Uruguay, que posee un desarrollo más avanzado en la fabricación de autos eléctricos e híbridos, con el objetivo de compartir experiencias y aplicarlas en México.