La Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes investiga una posible red de complicidades dentro de la corporación en torno al policía detenido por la Fiscalía por presunta venta, distribución o posesión de drogas en su casa y aseveró que se erradicará a todo elemento corrupto, motivo por lo cual solicita la denuncia por parte de algún informante.

El comandante Antonio Martínez Romo se enteró de este caso después de que la Fiscalía había realizado el cateo en la casa del elemento que en ese momento estaba fuera de su horario laboral y afirmó que esta corporación policiaca está al 100% para colaborar con la Fiscalía para que ese elemento sea enjuiciado y sancionado como corresponda a la ley.

Por esta situación, el secretario de Seguridad Pública anunció nuevos mecanismos para vigilar y dar seguimiento con rigor a sus elementos para detectar si alguno se desvía de sus obligaciones como servidor público en el Municipio de la capital y se contamina con otras actividades.

Aseveró que en el área de Asuntos Internos tienen actualmente entre 37 y 42 quejas ciudadanas en contra de igual número de policías, seis de los cuales ya se encuentran en la Comisión de Honor y Justicia para su destitución, inhabilitación momentánea o suspensión.

Hasta el momento, dijo que para la selección de personal es rigurosa, se recurre a las pruebas del Centro de Control y Confianza del Gobierno del Estado, donde se les aplica el polígrafo, a fin de filtrar a las personas que resultan idóneas para formar parte de las corporaciones policiacas.

Por su lado, la Secretaria de Seguridad Pública Municipal aplica sus propios procesos de selección, para contar con 100 cadetes, se abre una convocatoria para recibir a cuando menos 300 y de esa manera se hacen las evaluaciones de control y confianza para determinar su idoneidad, luego cada tres años se les vuelve a certificar para confirmar si son o no confiables.

Cuando un elemento ya no es confiable se le desincorpora de la Secretaría de Seguridad Pública, recalcó. De hecho en este momento hay 580 elementos que requieren nuevamente ser certificados al vencer sus evaluaciones de control y confianza.

El comandante Antonio Martínez Romo informó que en su gestión alrededor de 42 elementos han resultado no confiables en su evaluación y de acuerdo con la ley han sido desincorporados del grupo.