La Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio emitió recomendaciones para evitar contaminar el agua de ríos, presas y embalses, desde nuestros hogares, y una muy importante es utilizar menos químicos para realizar la limpieza de las casas.

Asimismo, usar químicos tóxicos como blanqueador o amoniaco para limpiar la casa es perjudicial para el suministro del agua. Muchos detergentes, al llegar a las aguas residuales, son extremadamente nocivos para la naturaleza.

Agregó que los productos biodegradables son igualmente eficaces y ayudan a evitar contaminar el agua. También se pueden utilizar para tareas de limpieza productos domésticos comunes como el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio que son completamente inofensivos. Todas estas acciones ayudarán a cuidar el agua y no contaminarla.

Otro factor importante es aprender a desechar los desperdicios de la manera correcta y evitar la contaminación química del agua y para ello no se deben verter sustancias no biodegradables en el desagüe.

La CCAPAMA sostuvo que otra de las acciones para evitar contaminar el agua se refiere a cuando es necesario utilizar algo tóxico en el suministro del vital líquido como pintura o amoniaco, los cuales deben ser desechados correctamente.

La Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado ofreció una lista de materiales que nunca deben verterse por el desagüe como son: la pintura, el aceite de motor, los disolventes de limpieza, el amoniaco y los químicos para piscinas.

Tampoco se debe usar el inodoro como una papelera, si se hace es una manera de contaminar el agua. Arrojar objetos que no se degraden como pañales, toallitas húmedas y aplicadores para tampones de plástico puede provocar problemas en el sistema de alcantarillado. En lugar de arrojarlos al inodoro, hay que tíralos a la basura, aconsejó finalmente.