Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Suprema Corte de Justicia discutirá el miércoles dos proyectos que establecen que los estados no pueden prohibir la venta de envases de tereftalato de polietileno, conocido como PET, ni de unicel desechable.
El estado de Oaxaca impuso esta prohibición con una reforma legal de junio de 2019, pero el criterio de la Corte sería aplicable para todo el País, de ser aprobado por al menos cuatro Ministros de la Segunda Sala, dos de ellos presentaron proyectos en el sentido de declarar inconstitucional la medida.
Será el primer caso en que la Corte se pronunciara sobre una prohibición de este tipo, que en el tema de unicel, y utensilios y bolsas plásticos de un solo uso, se ha extendido a otros estados y la Ciudad de México, con el argumento de proteger el medio ambiente.
Los Ministros Yasmín Esquivel y Javier Laynez propusieron a la Segunda Sala de la Corte amparar contra esta reforma a dos filiales del gigante Coca Cola-Femsa: la cadena de tiendas Oxxo y la embotelladora Propimex, por considerar que el Congreso de Oaxaca invadió atribuciones federales.
Lo anterior, porque la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, que regula las facultades concurrentes entre Federación y estados, no habilita a éstos últimos para prohibir el uso de estos materiales.
«El artículo 100 de la Ley General prevé de forma limitativa, un catálogo de prohibiciones que podrán contener las legislaciones estatales en relación con la generación, manejo y disposición final de residuos sólidos urbanos; no obstante, ninguno de sus supuestos contempla alguna relacionada con la venta, distribución o uso de envases, embalajes u otros productos de un solo uso, elaborados con PET o unicel», explican los proyectos.
También detallan que las normas oficiales mexicanas sobre envases y manejo de residuos sólidos tampoco autorizan a los estados para prohibir el PET y el unicel, sino que sólo requieren planes de manejo especial para comercios que generen más de 10 toneladas anuales.
El Congreso de Oaxaca argumentó que la prohibición reduciría en 70 por ciento la contaminación por PET en el estado, al eliminar las botellas desechables de refresco y agua.
Oxxo se amparó luego de una visita de verificación de la Secretaria de Medio Ambiente de Oaxaca, que en octubre de 2020 le ordenó retirar productos de sus anaqueles, incluidas las bebidas envasadas en PET.
Se requieren al menos tres de cinco votos para conceder los amparos, y cuatro votos para que el criterio de la Sala sea obligatorio para todos los jueces que conozcan de amparos similares.
En la Ciudad de México, las bolsas de un solo uso están vetadas desde 2020, mientras que en 2021 entró en vigor la prohibición para vender utensilios desechables, y otros estados tienen leyes similares, pero sin incluir al PET.