Staff
Agencia Reforma

MADRID, España.- En medio de la amenaza que vive la Unión Europea (UE) por los cortes de Rusia en el suministro de gas, España limitará el uso del aire acondicionado con el fin de ahorrar energía.
De acuerdo con el decreto que se prevé sea aprobado el próximo lunes, la norma se extiende para los negocios, comercios, oficinas y el transporte público, los cuales en verano no podrán establecer una temperatura menor a 27 grados Celsius y en invierno rebasar los 19 grados.
Según el periódico El País, otra de las medidas que contempla este decreto es mantener las puertas de los establecimientos cerradas para evitar que se escape el aire frío o caliente. Asimismo, las empresas estarán obligadas a inspeccionar de manera frecuente el uso de las calderas para evitar el desperdicio de energía.
Medios locales aseguran que estas normas no se aplicarán para los hogares. Sin embargo, el Gobierno español instó a todos los ciudadanos a contribuir a la rebaja del consumo energético.
«La amenaza de (Vladimir) Putin nos exige ir más allá. El lunes aprobaremos medidas para la eficiencia y el ahorro energético, una tarea en la que debemos colaborar porque es de todos», dijo ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
España, que no depende del gas ruso, acordó con la UE reducir entre 7 y 8 por ciento el uso de este combustible.