Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las aportaciones voluntarias para el retiro que personas físicas hacen a su Afore ya no podrán ser deducidas por hasta el 10 por ciento de sus ingresos, como se hace hasta ahora.
Lo anterior lo contempla el proyecto de Decreto de la miscelánea fiscal, que forma parte del Paquete Económico 2022.
Fiscalistas aseguran que esta medida desincentivará esta práctica de ahorro.
Actualmente, es posible deducir las aportaciones voluntarias para el retiro, topadas a lo que resulte menor entre cinco veces el valor anual de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) o el 10 por ciento del total de los ingresos del contribuyente.
El proyecto propone que estas aportaciones se deduzcan dentro del límite global para las deducciones personales, el cual incluye conceptos como gastos médicos, hipoteca, entre otros, y cuyo monto deducible del total de esos conceptos está topado a lo que resulte menor entre el 15 por ciento del total de los ingresos del contribuyente y el equivalente a cinco veces el valor anual de la UMA, explicó la fiscalista Virginia Ríos.
“Y ahora a esto se integrará la deducción de aportaciones voluntarias. Prácticamente están quitando la mitad de deducción”, sostuvo.
El proyecto señala que a fin de proporcionar un efecto progresivo en lo relacionado con las deducciones personales, se elimine la excepción contenida para que las aportaciones voluntarias se consideren junto con todas las demás aportaciones.
Las Afores administran 68.7 millones de cuentas individuales con las que se manejan más de 4.9 billones de pesos en total y a mayo de este año, el ahorro voluntario sumó 95 mil 55 millones de pesos, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.
El ahorro voluntario es una aportación adicional de los trabajadores a su Afore para aumentar el monto de pensión o como inversión a largo plazo.
Aunque el Gobierno federal no contempla más impuestos para el 2022, sí busca eliminar agujeros a través de los cuales pierde recursos por deducciones y uno de ellos es el del ahorro voluntario, explicó Artemisa Montes, directora ejecutiva del Observatorio Mexicano de la Crisis y profesora de la Facultad de Negocios en la Universidad La Salle con especialidad en Economía Política.
“Esencialmente lo que busca es evitar esta no recepción de impuestos a partir de esta deducción”, sostuvo.