Benito Jiménez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de más de seis meses de confrontación y distanciamiento entre el Gobierno de Chihuahua y la federación, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Gobernador panista Javier Corral limaron asperezas.

Este viernes, durante una gira de trabajo, ambos políticos reconocieron que, a pesar de sus diferencias, están dispuestos a trabajar juntos.

“Hoy que el Presidente nos visita quiero insistir que más allá de las diferencias políticas, ideológicas o de concepción democrática que tenemos, lo primordial para el Gobierno de Chihuahua es actuar en beneficio de la gente, por ello le reitero la disposición que existe para que sigamos trabajando juntos () porque la patria, la patria, es primero”, manifestó el panista.

“Y como lo mencionó Javier, podemos tener diferencias, eso es consustancial a la democracia, siempre digo que es muy aburrido que pensemos igual, sería muy aburrida la vida si solo existiese el pensamiento único, si no pensáramos distinto () por eso, independientemente de las diferencias tenemos la responsabilidad, la gran responsabilidad de trabajar en beneficio del pueblo”, respondió el Presidente.

Como muestra, el Jefe del Ejecutivo anunció el restablecimiento de la Mesa de Paz y Seguridad, que se había levantado desde septiembre del año pasado, cuando ambos niveles de Gobierno se confrontaron por el cumplimiento del tratado de aguas con Estados Unidos.

“También dar respuesta a Javier para que se restablezca la Mesa de Paz y de Seguridad en Chihuahua, que vuelvan a trabajar de manera conjunta gobiernos municipales, el Gobierno de Chihuahua y el Gobierno federal. Vamos pronto a reiniciar esos trabajos de la Mesa de Paz y de Seguridad en Chihuahua”, anunció el tabasqueño, provocando los aplausos del Mandatario local.

La ‘reconciliación’ fue cerrada con un choque de puños.

Más vacunas
Previamente, Corral hizo un llamado para acelerar la vacunación contra Covid-19.

En particular, se refirió a los trabajadores administrativos del sector salud y a los médicos y enfermeras de los hospitales privados que, hasta ahora, no han tenido acceso a la inmunización.

“Es muy importante que dentro del personal de salud se pueda incorporar al personal administrativo, que se encuentran en mucho riesgo porque están en mucha interacción con médicos y enfermeras y ahí se han presentado también no solamente contagios, enfermedades graves sino decesos”, reportó.

“Quiero transmitirle una petición muy particular que esta mañana me hizo llegar personal de salud de hospitales privados, un documento que le entregaré personalmente, porque quieren y creo que tienen derecho a ser incluido los médicos y enfermeras de hospitales privados”.

En respuesta, López Obrador ofreció acelerar la vacunación, tras informar que el suministro del biológico llegará de manera continua al País.

“Desde luego que vamos a intensificar la campaña de vacunación para terminar lo más pronto posible, ya tenemos más seguridad en la entrega de vacunas de farmacéuticas extranjeras y de gobiernos que nos están ayudando”, señaló.

Agradeció a Biden por la entrega de 2.75 millones de vacunas y también la colaboración de Rusia, China, India y Argentina.

“Creo que es oportuno agradecer al Presidente Biden porque nos dio respuesta a una solicitud de que nos enviaran vacunas de Estados Unidos. Pasó un tiempo, pero ya se logró, van a llegar 2 millones 750 mil dosis de vacunas de Estados Unidos”, detalló.

“El domingo próximo llega alrededor de 1 millón y medio y a mediados de la semana, el jueves de la semana próxima el resto de las vacunas que envían de Estados Unidos”.