Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El almacenamiento y distribución de la vacuna contra Covid-19 desarrollada por Pfizer debe ser resuelto por las autoridades de Salud y la farmacéutica debido a que en el país no existe una red de ultracongelación, señalaron expertos.
Alejandro Macías, quien fue el responsable de la estrategia contra la influenza en 2009, destacó que la farmacéutica está desarrollando algunas soluciones para resolver problema y una de ellas es el uso maletines que permiten transportar el biológico en su última fase.
«Pfizer ha diseñado un transporte, que es una especie de maletín, en donde se pueden transportar, tengo entendido, alrededor de 5 mil dosis. Ellos tendrán que resolver esa cuestión logística porque eso le corresponde a la compañía y lo han hecho», comentó.
El maletín es una caja con cinco charolas de hielo seco que permite transportar 195 frascos por charola y cada frasco de 2 mililitros rinde cinco dosis, por lo que en cada uno caben 4 mil 875 dosis.
La temperatura de cada maletín es monitoreada vías GPS para garantizar que la vacuna está a 70 grados bajo cero, que es su temperatura de conservación.
Jorge Baruch, vocero de la Comisión para la Atención de Covid-19 de la UNAM, indicó que ningún país en el mundo tiene una red de ultracongelación como la que se requiere, por lo que todos tendrán que lidiar con el mismo problema.
«México no es la excepción, ningún país está preparado con una red de ultracongelación. Entonces, la farmacéutica Pfizer ha estado desarrollado algún tipo de tecnología que facilita a los gobiernos a poder implementar de manera masiva este tipo de campañas (de vacunación), considerando este tipo de limitaciones que tiene la vacuna de Pfizer», dijo.