Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Ejército mexicano tiene focalizado que el mayor número de tomas clandestinas para el robo de combustible se ubica en 40 municipios del País.
El problema más grave se tiene en León, Salamanca, Irapuato, Pénjamo y Silao, en Guanajuato; en Altamira, González y Tierra Blanca, Tamaulipas; en Cuitzeo, en Michoacán, y en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.
Un reporte de la Sedena, entregado mediante Transparencia a REFORMA, con fecha del 7 de enero, señala que, al cierre de 2018, los soldados dieron cuenta de 6 mil 333 piquetes a ductos de Pemex.
El Ejército tiene focalizada la ordeña en 40 municipios de Tamaulipas, Guanajuato, Baja California, Sinaloa, Jalisco, Veracruz, Hidalgo, Edomex, Tlaxcala, Puebla, Morelos y Michoacán.
“El robo va en ascenso, sobre todo en municipios donde no teníamos esa afectación. Esos movimientos de los criminales de un ducto a otro se deriva de la implementación de operativos”, dijo a REFORMA un General de Brigada en activo.

Va AMLO por gremio
El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el sindicato de Pemex, encabezado por Carlos Romero Deschamps, es investigado por presuntos actos de corrupción, vinculados con el robo de combustibles.
“No queremos alebrestar, no queremos hacer escándalo, no queremos sensacionalismo, queremos actuar con mucha responsabilidad, sin afectar la dignidad de las personas. No fabricar delitos”, señaló.
Con información de Claudia Guerrero