Charlene Domínguez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las Afores Inbursa, del empresario Carlos Slim, y Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, son las Administradoras que cobrarán una de las comisiones más caras en 2021, con 0.86 por ciento, seguido de Invercap con 0.87 por ciento.
Este año, las Administradoras para el Retiro (Afores) con las comisiones más caras fueron también Invercap y Azteca, además de Coppel que cobraron una cuota de 0.98 por ciento, cada una.
De las 9 Administradoras privadas que hay en el sistema mexicano las Afores de Citibanamex y XXI Banorte tendrán la comisión más baja en 2021 con 0.80 por ciento.
PensionISSSTE, la Afore pública, cobrará una comisión de 0.53 por ciento.
Afore Coppel planteó cobrar 0.90 por ciento, pero la Consar le autorizó una de 0.85 por ciento.
Con este ajuste, la comisión promedio que cobrarán todas las Afores del sistema a partir del 1 de enero y hasta el 31 de diciembre de 2021 será de 0.808 por ciento, 11.4 puntos base menos.
Aunque el nivel de comisiones de las Afores en 2021 va en línea con la tendencia descendente, las cuotas son superiores a las de otros países y al toparlas se le ponen una presión importante a las Administradoras y preocupan efectos que tendrán en usuarios,
La nueva ley del SAR establece que las comisiones que cobren estarán sujetas a un máximo, el cual resultará del promedio aritmético de las comisiones que se cobran en los sistemas de contribución definida de EU, Colombia y Chile.
Además cuando las comisiones en estos países tengan ajustes a la baja, en México se aplicarán las mismas reducciones; en caso contrario, se mantendrá el promedio que al momento se esté aplicando.
Pero la principal fuente de ingresos de las Afores provienen de las comisiones que cobran a trabajadores por administrar sus cuentas, por lo que un tope máximo afectará el nivel de servicios que ofrecen, anticipó Mercer Human Resource Consulting.
“Estamos hablando de bajar las comisiones de 0.92 (por ciento) a prácticamente 0.54 (por ciento), es un cambio relevante que claramente pone una presión importante a las Afores”, dijo Lizbeth Escalante Chong, directora de Retiro de Mercer.
Dijo que las Afores ya ofrecen un determinado nivel de servicio, pero al reducir sus ingresos en esa magnitud habrá un detrimento de los mismos por los costos que ya enfrentan.
Las presiona en términos de cómo pueden eficientar servicios y |preocupa el efecto en los trabajadores, añadió.
Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), dijo que coincide en tener comisiones más bajas, pero que el proceso no es el adecuado.
Consideró que uno de los riesgos de bajar artificialmente las comisiones es que las Afores chicas no sobrevivan y generar una barrera considerable de entrada al mercado, refirió.
“A los jugadores chiquitos les imposibilitan participar, queda sujeto a puros jugadores grandes que ya están o a puros jugadores grandes que pueden subsidiar un rato la operación
“El problema es que te quita el número de competidores, y competidores que de repente podían ser más especializados en el tipo de inversiones que promueven, creo que sí es un riesgo”, sostuvo.