Ver también: Hacienda no libera recursos: Liconsa

De nueva cuenta Liconsa ha dado muestra del poco respeto que tiene sobre el compromiso hacia los pequeños ganaderos que le abastecen del producto que se distribuye hacia los beneficiarios del programa de leche, “otra vez, nos han regateado el pago”, se dolió el presidente de Granjas Fátima, Jesús Azuara Morales.

Lamentó que tengan que recurrir a las manifestaciones y plantones frente a la delegación de la paraestatal para llamar la atención de la autoridad y entonces sí obtener el pago, como ocurrió hace un par de meses en que se hizo lo mismo, y entonces pudieron obtener el pago de meses pendientes, “ahora nos deben 3 semanas y mañana será el corte de la cuarta semana, mientras nosotros estamos sufriendo las consecuencias”.

En Aguascalientes, los pequeños ganaderos se han portado por demás decentes, dijo, pues en otras partes del país se han tomado decisiones más drásticas “y no nos faltan ganas de imitar lo que se hizo en Chihuahua, donde bañaron al delegado con leche y estiércol, no es justo que nos tengan en esta situación”.

Por lo pronto, ayer una comisión de los manifestantes, se pudieron reunir con el delegado de Liconsa, Humberto López Rodríguez, sin embargo sólo lograron que casi de inmediato les depositaran solo una semana de las casi 4 que se les debían, con la promesa de que próximos días recibirán el resto; “pero resulta que desde hace tres meses vienen arrastrando al menos una semana con falta de pago, lo cual es injusto”.

Es triste, insistió, “que la autoridad no nos respete como productores, y lejos de tener soberanía alimentaria, es todo lo contrario, porque nos restringen el crecimiento, no nos dejan crecer, no nos compran toda la leche que producimos, pero lo peor es que lo que nos compran, se tardan demasiado en pagar. Lejos de ayudarnos, nos han venido a perjudicar”.

La situación ahora es preocupante porque, los pequeños productores han tenido que deshacerse de parte de sus animales para poder alimentar a otros, “en algunos casos ya sólo tienen lo que les permite el autoconsumo, pero a estas alturas, con la falta de pago, hay quienes ni para eso tienen”.

Por lo que respecta a la asociación de productores lecheros de Granjas Fátima, uno de los tres centros de acopio de la entidad, son aproximadamente 50 sus integrantes a los que se les ha retrasado recurrentemente el pago de la leche que han entregado, con la promesa de pagarles entre los 8 y 8.50 pesos por litro, si es que cumplen con todos los parámetros de calidad.