El Comité Estatal de Sanidad Vegetal en Aguascalientes, pretende cerrar este ejercicio como uno de los tres mejores del país, gracias al esfuerzo de productores e instancias involucradas. Hoy en día se cuenta con más de 220 unidades de producción y empaque de frutas y hortalizas en una superficie de cuatro mil hectáreas, con calidad de exportación.

Carlos Martínez Guerra, presidente del CESVA, subrayó que los productos del campo que cruzan las fronteras mexicanas van libres de productos químicos.

Lo anterior, explicó, gracias a los programas de reducción de riesgos de contaminación agrícola, lo que ha limitado la residualidad de los productos químicos y el buen manejo de agroquímicos, acompañado por la aplicación constante de exámenes de laboratorio y la certificación de huertas y de productores en lo individual, facilitándoles la comercialización y la venta en el extranjero.

Por su parte, Mario Ávalos Villareal, gerente de este comité, detalló que para este año, se prevé que otras 25 empresas serán certificadas, lo que dará un plus a los productores de frutas y hortalizas del estado de Aguascalientes.

En la actualidad, Aguascalientes exporta 80 toneladas de cilantro por semana a la Unión Americana, gracias a sus elevados estándares de calidad.

Además, comentó que la exportación de tres mil toneladas de guayaba al país vecino del norte se encuentra avalada por el certificado del programa de inocuidad, por lo que los productores ya podrán venderla en fresco más allá de los límites geográficos de nuestro país.

Carlos Martínez Guerra precisó que actualmente, la mayoría de los países que deseen realizar actividades de exportación de productos agropecuarios para consumo humano, requieren de una certificación sanitaria para mantener la competitividad de sus productos, asegurando así su participación y permanencia en el mercado.

Por lo anterior, se necesita que cada eslabón de la cadena agroalimentaria establezca controles y actividades que permitan evitar los riesgos de contaminación, lo cual se logrará a través de la aplicación de buenas prácticas en el buen uso y manejo de agroquímicos y de la adopción de los sistemas de reducción de riesgos de contaminación.

En el estado se cuenta con personal certificado que asesora a los productores y a las plantas de empaque para que se certifiquen en el sistema de reducción de riesgos de contaminación que avala que su producto cumple con normas internacionales, al no aplicar productos químicos indebidos, que el personal usa su equipo de protección, se cuenta con los sanitarios adecuados y que el personal no tira basura, lo que garantiza que los productos salgan inocuos, limpios.

Para garantizarlo, se cuenta con inspectores que revisan las instalaciones de los productores, analizan con pruebas de laboratorio los productos y si todo sale bien, les emiten el certificado competente.

En Aguascalientes, se ha logrado un gran avance en la certificación de huertas, de unidades de producción, no sólo de frutas de durazno y guayaba, sino también de hortalizas de cilantro, el cual está siendo exportado desde aquí hasta Chicago y Nueva York, puntualizó.