Durante el primer semestre del año, más de trescientos menores de edad fueron detectados, apercibidos y en su caso, sacados de la calle, por ejercer diferentes actividades de trabajo infantil, informó la directora del DIF Estatal, Nancy Xóchitl Macías. Reconoció que el tema es una agenda permanente, ante la necesidad que tienen muchas familias por fortalecer el ingreso del hogar a través de la activación de sus diferentes miembros, aún siendo éstos menores de edad.
En tal sentido, subrayó que el trabajo infantil no es un riesgo exclusivo de la temporada de la Feria de San Marcos, si bien es cierto que durante el periodo y en el perímetro ferial es cuando mas casos se encuentran. Tan sólo en la feria de este año, el DIF detectó alrededor de 200 casos de menores ejerciendo diferentes actividades laborales, en tanto que el resto se han abordado el resto de los meses.
En entrevista, la funcionaria refirió que la mayoría de los menores encontrados en esta situación oscilan de los 12 a los 17 años de edad, aunque hay algunos menores a este rango. Agregó que no solamente en verbena de abril o en eventos masivos, sino que día con día se revisa la presencia y el quehacer de menores que pudieren estar trabajando, a fin de darles seguimiento.
Cuando la situación lo amerita, es decir, si ellos están ayudando a la economía familiar y debido a eso han dejado la escuela, se trabaja por su reincorporación al aula; si tienen problemas de conducta o consumo de sustancias tóxicas, se canalizan a especialistas y en todos los casos se da seguimiento a través del contacto directo con sus familiares. Finalmente advirtió que las brigadas que vigilan este programa se fortalecerán porque en periodo vacacional suele incrementarse el número de niños en cruceros.