Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, no ha cometido delitos graves y, por esa razón, no pedirá su remoción.
«En el caso de la Fiscalía para la remoción del Fiscal, lo puede solicitar el Presidente si considera que el Fiscal ha cometido delitos graves. Lo puede solicitar el Presidente, nada más que yo considero, y ese es mi criterio, que el Fiscal no ha cometido delitos graves», sostuvo.
«Se puede denunciar y somos libres, pero tenemos que probar, no es denunciar por denunciar. Entonces, hasta lo que yo tengo conocimiento –y no soy cómplice de nadie, no establezco relaciones de complicidad con nadie–, el Fiscal no ha cometido delitos graves y por eso yo no he solicitado la remoción del Fiscal, así de claro».
Al ser cuestionado sobre el desempeño del Fiscal, el Mandatario aseveró que todas las acusaciones que pesan sobre Gertz se deben probar.
«¿(Gertz) es un Fiscal imperial que nadie toca?», se le preguntó.
«No, no, no, todo mundo, todos los servidores públicos tenemos que actuar con apego a la Constitución y a las leyes, y si se cometen delitos graves, los servidores públicos podemos ser enjuiciados. Ya no hay el fuero constitucional», respondió.
«Cualquier persona puede ser juzgada, cualquier servidor público y tiene que probarse, nada más que se trata de delitos que se han cometido. Entonces, vamos nosotros a seguir adelante, siendo muy respetuosos de todos, y tomando decisiones, y sí está actuando (Gertz Manero) en la Fiscalía».
López Obrador aseveró que la FGR sí está actuando o de lo contrario no estarían detenidos varios personajes, y pidió considerar que el diseño de autonomía de la dependencia es el mismo que tienen otras instituciones y que, acusó, fue creado para «dejar sin poder o rodear» al Presidente.