Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Las tiernas y emocionantes aventuras de Winnie the Pooh, presentadas por el escritor británico Alan Alexander Milne en 1926, son, desde ayer, del dominio público.
Gracias a lo señalado en la Ley de Copyright Term Extension de 1998 en Estados Unidos, todos los trabajos publicados en aquel año quedarán bajo dominio público tras 96 años de espera.
Lo mismo ocurre con «Bambi, Una Vida en el Bosque», de Felix Salten, publicada originalmente en 1923.
Además de la colección de cuentos cortos del osito barrigón popularizado por Disney en 1966, el ajuste incluye títulos como «The Sun Also Rises», de Ernest Hemingway; «Enough Rope», de Dorothy Parker; «La Serpiente Emplumada», de D.H Lawrence; «The Murder Of Roger Ackroyd», de Agatha Christie y «Soldiers’ Pay», de William Faulkner, entre otros.
La regla únicamente aplica para la obra original y no las adaptaciones o mercancías subsecuentes, por lo que Walt Disney continuará a cargo de sus personajes y todo lo relacionado con ellos y sus derivados, al haber comprado, en su momento, los derechos de imagen de los mismos.
Sin embargo, tanto lo escrito en los cuentos, como todos los personajes, a excepción de Tigger, que fue presentado en 1928 y continuará bajo la norma del Copyright hasta 2024, podrán ser compartidos, interpretados, reutilizados y reposicionados sin necesidad de un permiso o costo, por lo que las aventuras creadas por la marca podrían tener nueva competencia.

¡Participa con tu opinión!