Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- En medio del aumento histórico en el robo de vehículo, dos agentes de la Fuerza Única Metropolitana retuvieron y dejaron ir a tres sospechosos que intentaban abrir un auto en Chapalita, a cambio de 5 mil pesos.
Por ello, los policías Julio César, de 43 años, y Carlos Francisco, de 41, fueron aprehendidos y quedaron bajo investigación, informó ayer la Fiscalía General del Estado (FGE).
El primero de los oficiales se adhirió a la agrupación de élite desde la Comisaría de Zapopan, mientras que su compañero provenía la Policía de Tlajomulco.
De acuerdo con la dependencia, todo comenzó cuando Julio César y Carlos Francisco sorprendieron a tres sujetos que intentaban abrir un Volkswagen Jetta, modelo 2016, estacionado en la calle Juan Bernardino en la Colonia Chapalita, donde los oficiales arrestaron a los sospechosos, pero los dejaron ir por 5 mil pesos.
El comandante de los policías, quien estaba enterado de la detención, cuestionó a los agentes, quienes cayeron en contradicción, y según la FGE confesaron la liberación de los sospechosos a cambio de 5 mil pesos.
Fuentes policiales comentaron ayer que los oficiales fueron soltados, pero que enfrentarían la indagatoria en libertad.
Grupo REFORMA publicó el 17 de noviembre que el robo de vehículos registraba sus números más altos en los últimos cuatro años.
De enero a octubre las denuncias por robo de vehículo en Jalisco sumaron 9 mil 15, mientras que en 2014 fue de 7 mil 486, un crecimiento de 20.4 por ciento, de acuerdo con cifras de la FGE.