Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En noviembre del año pasado el Presidente Andrés Manuel López Obrador exigió el pago de más de 200 millones de dólares a cambio de otorgar el perdón a Alonso Ancira.
Ayer, el empresario consiguió su libertad tras ofrecer pagar en cuatro abonos a Pemex, 216.6 millones de dólares más intereses, como reparación del daño por venderle con sobreprecio la planta chatarra de Agronitrogenados ubicada en Veracruz.
En el 2013, el entonces director de Pemex, Emilio Lozoya autorizó la compra de la planta que desde 1999 no operaba en 273 millones de dólares, 10 veces más de su valor real.
El juez Artemio Zúñiga Mendoza suspendió ayer el proceso de lavado de dinero contra el empresario y ordenó liberarlo del Reclusorio Norte.
Ancira presentó como obligados solidarios a Jorge Alberto Ancira Elizondo, Xavier Autrey Maza y Altos Hornos de México (AHMSA).
AHMSA liquidará la suma en cuatro pagos anuales, cada uno de 54.1 millones de dólares. El primero será el próximo 30 de noviembre de 2021, el segundo y tercero en la misma fecha del 2022 y 2023, y el último el 15 de agosto de 2024.