Con leyes de alto impacto social a favor de mujeres y grupos vulnerables, cerrará la LXIV legislatura local, misma que formará parte de la historia política en Aguascalientes, al ser la primera conformada en su mayoría por mujeres. Mónica Jiménez Rodríguez, presidenta de la Comisión de Igualdad y Paridad de Género, fue una de las legisladoras propulsoras para lograr castigar severamente a quienes cometan algún tipo de violencia a través de cualquier medio digital, y crear en general un marco legislativo con fines preventivos y punitivos hacia ese sector social.

La diputada por Acción Nacional, por el Distrito I, reconoció que a pesar de que se dejará para la legislatura entrante una serie de iniciativas pendientes prácticamente de toda índole, las cuales no alcanzaron a ser dictaminadas, en general resaltó el trabajo realizado durante los últimos años, periodo en el cual se pudieron modificar algunas leyes y generar otras más, que fortalezcan la integridad de grupos vulnerables, entre adultos mayores, mujeres y niños, principalmente.

Recordó la aprobación de la reforma penal que castiga de manera severa, incluso con cárcel, a toda aquella persona que ejerza violencia utilizando cualquier medio digital o red social, así como sancionar actos violentos verbales, sexuales, insultos y amenazas. En general, la diputada blanquiazul indicó que la intención fue crear mejores condiciones para las mujeres, en especial contra aquellas que lamentablemente son víctimas de algún tipo de maltrato, incluso desde el núcleo familiar. Por lo anterior, se crearon juzgados cívicos en todo el estado, los cuales conceden la facultad para emitir órdenes de protección a mujeres violentadas, además de fortalecer los procedimientos para garantizar y agilizar la pensión alimenticia, a favor de las madres e hijos.

Finalmente, la legisladora por el Distrito I agregó que otro de los logros en su paso por Congreso del Estado fue tipificar la violencia política por razones de género, la cual contempla también a funcionarias y trabajadoras de la administración pública y la cual puede ser de gran relevancia, luego de que se reformara constitucionalmente en materia de paridad de género, que la integración del Poder Ejecutivo, Legislativo, así como el Judicial, Ayuntamientos y demás órganos descentralizados, deberán conformar sus equipos de trabajo con el 50% de mujeres y el otro resto con hombres, como parte de la paridad de género.

Así lo dijo:

“Logramos avances significativos al tipificar algunos delitos y proteger a mujeres en su mayoría, fuimos productivos a pesar del rezago con el que empezamos labores”.