Aunque la intención de las diputadas priistas de crear un padrón nacional de padres incumplidos obligados a dar manutención a sus hijos, o bien a aquellos que cometen violencia sexual, pudiera ser bien vista socialmente, particularmente por grupos feministas, sería conveniente que en su calidad de legisladoras prepararan otras acciones que permitieran mejores resultados, como es acabar con los recovecos de los códigos Penal y Familiar.
Así lo consideró el presidente de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México, Sergio Delfino Vargas, quien consideró que las defensoras de las causas de las mujeres, han tenido mejores iniciativas que brindan atención real a sus necesidades legales, psicológicas e inclusive sociales, pero el exhibir a los incumplidos y violadores o violentos “poco abonará a la solución del problema que debe ser atacado de fondo y con mejores leyes”.
Además, se debe hacer notar a las hacedoras de leyes, que el crear una con las características que ahora se proponen, con la finalidad de exhibir a los violadores e incumplidos con la manutención, es inconstitucional, de ahí que también se cometería violación al principio de privacidad y secrecía de los procedimientos legales, “no se puede estar ventilando a nivel nacional a personas, para hacerlo cumplir es que existen las leyes”.
Consideró que ésta propuesta no es más que abusar del tema de la equidad de género y se está cayendo en el extremo; “por supuesto que está muy mal la existencia de personas, la mayoría hombres, aunque también hay mujeres, obligados a dar manutención tras un divorcio o separación de pareja, pero sería conveniente que se concentraran en adecuar los códigos Penal y Familiar, que sería lo más urgente”.
Cierto que hay personas muy irresponsables en el cumplimiento de sus obligaciones, pero más que quemar, deberían hacer mejores leyes para que se cumplan objetivos, y acabar también con el abuso de algunas mujeres que quieren el dinero no tanto para sus hijos, sino como complemento a su economía.
Y en el caso de los abusadores y violadores sexuales, también se requiere un Código Penal más claro, y se debe hacer notar que en temas de delitos sexuales “los jueces son muy estrictos en la demostración de los hechos, con pruebas y no sólo de palabra, pues se han encontrado también infinidad de denuncias públicas y ante la autoridad, que han resultado falsas”.