La Ley de Movilidad sigue siendo letra muerta; 10 meses han sido insuficientes para su aplicación. Además, no se han publicado todas las disposiciones reglamentarias, los manuales y demás instrumentos normativos que se desprenden de este ordenamiento.

El plazo para cumplir las nuevas disposiciones venció en octubre pasado, hace cuatro meses, y por su parte, el Congreso del Estado no ha realizado las adecuaciones normativas correspondientes, además de que la mayoría de los ayuntamientos del interior, no ha expedido su Programa Municipal de Movilidad.

En los artículos transitorios de la citada Ley, se establece que las concesiones otorgadas con anterioridad a la vigencia de la misma -lo que sucedió en el pasado mes de abril-, continuarán su vigencia hasta su conclusión en los términos en que fueron otorgadas; luego tendrán que ajustarse a las nuevas disposiciones, y a la fecha, no ha concluido el proceso de regularización.

Las concesiones del transporte colectivo urbano deben adherirse al SITMA (Sistema Integrado de Transporte Público Multimodal de Aguascalientes), para lo cual, la Cmov (Coordinación de Movilidad) generará los programas de integración; las personas físicas ya no pueden detentar una concesión, deben convertirse en personas morales titulares, de las ahora llamadas concesiones SITMA.

De acuerdo al Artículo 147 de la Ley de Movilidad, el SITMA es el conjunto de componentes que se encuentran integrados de manera física, operacional, informativa, iconográfica y tarifaria, con el objeto de prestar un servicio confiable, eficiente, cómodo y seguro, que permita movilizar a sus usuarios con altos estándares de calidad, acceso y cobertura en el estado.

El SITMA está obligado a realizar la integración y coordinación de las diferentes modalidades de servicio de transporte público de personas, facilitando al usuario una movilidad con el menor número de interrupciones, que supere las diferentes competencias administrativas y propicie la máxima calidad que la tecnología de transporte puede ofrecer.

Se entiende por Concesión SITMA, un acto administrativo por medio del cual el gobernador del Estado, por sí o a través de la Seggob, otorga la autorización a una persona moral para prestar el servicio integrado de transporte público multimodal de personas.

Ello, previo cumplimiento de los requisitos y condiciones previstos en la dicha Ley y en su Reglamento.

Por ahora, el panorama que enfrentan miles de usuarios del transporte público dista mucho de lo propuesto en el SITMA y sigue siendo el mismo que en los últimos años: un sistema que no es ni eficiente, ni moderno, ni cómodo, ni seguro.