Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La reforma para ampliar de dos a cinco años el mandato del Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, es un “fraude a la ley” que viola los principios de certeza electoral, seguridad jurídica, no reelección y derecho al voto.
Lo anterior afirma el Ministro Fernando Franco en un proyecto que la Suprema Corte discutirá la próxima semana y que propone anular los cambios a un artículo transitorio de la Constitución estatal por el que Bonilla gobernaría hasta octubre de 2024, no obstante haber sido electo para el periodo 2019-2021.
“Permitir que sea extendido o prorrogado el mandato de los cargos de elección popular, una vez expresada la voluntad general en las urnas, con la sola justificación de que los representantes beneficiados aún no toman posesión del cargo, implica desconocer el principio fundamental (de no reelección) y, por ende, aunque formalmente lo permita la literalidad de ciertos criterios, entraña también, como en el caso sucedió, un fraude a la ley en clave Constitucional”, dice el proyecto.