Grupos ambientalistas manifestaron su desacuerdo por la aprobación de la iniciativa de reforma a los artículos 130 y 131 de la Ley de Protección Ambiental para el Estado de Aguascalientes, donde se señala la prohibición del uso y distribución de bolsas, envases y popotes plásticos de un solo uso y que contempla sanciones de hasta 20 mil UMAS a comercios que insistan en darlos a sus clientes, dado que nunca fue consultada y tampoco da opciones a la gente de qué deben utilizar, así lo estableció el director de Conciencia Ecológica de Aguascalientes, Humberto Tenorio Izazaga.

El activista calificó dicha reforma como acelerada y aprobada a bote pronto. En tal sentido, consideró que los legisladores locales tienen iniciativas que no son investigadas, donde sacan supuestas soluciones que ni siquiera se han puesto en práctica y que necesitan de resultados técnicos que beneficien.

En tal sentido, dijo que para poder llegar a lo que propone esta iniciativa, se debe pasar primero por un proceso paulatino de concientización entre la población antes de aplicar a raja tabla una sanción económica. “La población va a molestarse y va a decir, el Gobierno nos está imponiendo cosas que no se nos facilitan. Hay que recordar lo que hizo el Municipio con la prohibición de las bolsas que poco a poco se impuso en los supermercados”.

Por lo anterior, lamentó que los legisladores hayan aprobado esta reforma a la Ley de Protección Ambiental para el Estado de Aguascalientes, sin que haya análisis y opiniones previas, que es lo que tanto han peleado y propuesto los grupos ambientalistas, además de que primero se tienen que poner en práctica recursos técnicos y tecnológicos de cómo lo van a sustituir. “Por ejemplo los vasos y platos de unicel que usamos y que nos dan los que venden en la calle, como fruta y demás alimentos, cómo van a ser sustituidos”.

Finalmente, Tenorio Izazaga consideró que esto no resuelve el problema con una prohibición, sino que debe haber soluciones y dar también alternativas o sugerencias, “porque nada más con castigar no se resuelve, por lo que no sabemos a dónde vaya a parar esto ahora que se ponga en práctica”.