Desde que Diego Simeone llegó al Atlético de Madrid su equipo se ha caracterizado por ser un conjunto aguerrido que si consigue una ventaja se dedica a defenderla con garra, ese estilo ha sido criticado por muchos quienes consideran excesivamente defensivo ese futbol. Ahora, al Atleti le tocó sufrir una cucharada de su propia medicina ante el Levante que en tan solo unos días le robó cinco puntos a los colchoneros, lo cual revive la pelea por la liga en España.
Apenas al 8 de acción José Morales tuvo la primera para el Levante en un contragolpe letal que casi se convierte en anotación con su definición cruzada que se fue apenas por unos centímetros a lado del poste de Oblak. Lo interesante ocurrió al 31 cuando el mismo Morales conectó una pelota a la deriva dentro del área que pegó en la defensa colchonera para terminar dentro del arco rojiblanco, poniendo adelante al Levante que a partir de ahí se dedicó a defender su arco con todas sus fuerzas.
Joao Félix tuvo la oportunidad de empatar el juego casi un minuto después del gol visitante, pero mandó su disparo por las nubes. Luis Suárez tuvo algunas aproximaciones sin ser tan claras como las del portugués. Ya en el complemento el Atleti se cansó de llegar al área rival acumulando un total de 28 disparos en todo el encuentro, las más importantes fueron un travesaño de Koke en tiro libre y un gol anulado por falta de Luis Suárez. El arquero Dani Cárdenas sacó por lo menos tres jugadas de gran peligro en su portería incluido un bombazo a quemarropa de Joao Félix. El tiempo fue pasando hasta casi agotarse y Oblak se fue al ataque buscando el empate, esto lo aprovechó Jorge de Frutos que sin el esloveno en su arco disparó raso casi desde media cancha para finiquitar la victoria sorpresiva 0-2 del Levante que pone sabrosa la competencia por la punta de España- Dependiendo del resultado del Barcelona los dos equipos más grandes de España podrían estar a tan solo un par de juegos de diferencia del Atlético de Madrid que pasó de tener una ventaja cómoda a complicarse la vida al no sacar buenos resultados ante el Levante, que puede terminar siendo el equipo que le quite la alegría a los colchoneros.