De continuar el programa de fabricación de uniformes que se entregan de parte del Gobierno Estatal a las escuelas de nivel básico de Aguascalientes, sería conveniente promover que éstos sean fabricados por pequeños talleres en todos los municipios y de esta manera incentivar el empleo a las microempresas e inclusive el autoempleo.
El presidente de la Asociación de Empresarios de la Industria del Vestido y Textil (Aseinvet), Ernesto Castorena Rodríguez, comentó que desde hace más de 6 años, los uniformes se han entregado para su realización a un grupo de empresarios que prácticamente contratan la mano de obra o maquila con trabajadoras de la máquina de coser pero en realidad el negocio es para unos cuantos.
No es tiempo de lucrar con el trabajo de la gente, dijo, y en medio de la pandemia se ha comprobado lo débil que se encuentra la industria textil y del vestido, de ahí que algunas han cerrado después de haber experimentado paros técnicos, por lo que no estaría mal que el programa de uniformes escolares sea repensado y se entregue a pequeños talleres o personas en lo individual que se dedican a este giro.
Lo conveniente también sería, comentó, que en cada municipio sus costureras y trabajadoras del sector se dedicaran a fabricar los uniformes que se demandan en cada municipio y no que la mayor parte se concentre en la capital, “con esto se apoyaría al darles trabajo y con además, se generaría derrama económica en cada municipio”.
Hay fabricantes que se dedican a hacer los uniformes escolares, muchos están bien colocados en el mercado, por eso es que al menos de varios colegios particulares se demandó surtir de uniformes, aunque esto no se hará de manera inmediata, pues es poca la gente que decidiría comprar estas prendas, al menos en tanto las clases sigan en línea.