Por mandar al hospital a un policía estatal al propinarle un puñetazo en el rostro, quien intentó someterlo a una revisión tras detectarlo ingiriendo bebidas alcohólicas en la calle, un malviviente fue detenido y trasladado a la FGE, donde quedó a disposición del agente del MP acusado de los delitos de lesiones dolosas y resistencia de particulares.
Los hechos se registraron en la calle Antonio Medina Romo y casi esquina con la calle Francisco M. Revilla, en la colonia Palomino Dena, donde policías estatales sorprendieron a José Luis, de 34 años, ingiriendo bebidas alcohólicas. Al indicarle que sería detenido por cometer una falta administrativa, dicho sujeto opuso resistencia y lesionó a uno de los agentes de un golpe en el rostro.