Autoridades del municipio de Pabellón de Arteaga han tomado medidas emergentes para el sector comercial, como la aplicación de ley seca y la restricción de algunos vendedores en su principal tianguis, en el que se redujo el número de puestos de 200 a 25. El secretario del Ayuntamiento, Arnulfo Flores Jiménez, explicó que al contabilizar aquella cabecera municipal 5 casos positivos de COVID-19, se estarán intensificando las labores de prevención para no exponer a sus casi 60 mil habitantes.
El secretario explicó que derivado de la contingencia por la pandemia y por instrucciones del alcalde, desde finales del mes pasado quedó prohibida la venta de bebidas embriagantes, medida tomada con la intención evitar aglomeraciones y convivencias sociales. La ley seca estará vigente hasta el próximo 30 de abril, sin embargo, podría prolongarse en caso de ser necesario. Aunado a ello, elementos de seguridad pública realizan también recorridos para exhortar por medio del altavoz de las patrullas, evitar salir de sus domicilios.