Las autoridades municipales de Cosío pusieron el ejemplo y durante la mañana del domingo fueron desalojados todos los puestos ambulantes que se colocaron con motivo de las fiestas patronales que se celebran en el poblado de El Refugio de la Providencia, debido a que no respetaron las medidas sanitarias establecidas para evitar contagios de COVID-19.
Debido a la gran cantidad de personas que se aglomeraron sin respetar las medidas sanitarias establecidas, durante los festejos patronales que se realizan en el poblado de El Refugio de la Providencia, en el municipio de Asientos, fue que el domingo por la mañana se llevó un operativo a fin de despejar la concentración de gente y de puestos ambulantes que se colocaron en las diferentes calles.
En este operativo participaron policías preventivos de Cosío, con apoyo de policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) y policías preventivos de Rincón de Romos y de Tepezalá.
Sin que se registrara ningún incidente, fueron retirados los puestos ambulantes que habían colocado los comerciantes, pero sin respetar las medidas de salud para evitar contagios de COVID-19.