Denuncian organizaciones de la sociedad civil la dificultad cada vez mayor por parte de la autoridad para poder acceder a los recursos y participar en las convocatorias que emite para ayudar a la población en sus problemáticas, señaló el coordinador de la Fundación VIHDHA, Marco García Robles.
El activista comentó que recientemente vieron una convocatoria por parte de la Secretaría de Salud Estatal para apoyar en las labores de prevención y atención de VIH donde en esta ocasión les piden ser persona física con actividad empresarial, pero que además forme parte de una asociación civil, “entonces esto es una combinación poco común, pero es un poco contradictoria, que para hacer un bien social te pidan ser empresario”.
Destacó que anteriormente podían participar directamente como una asociación civil con todos sus trámites en la gestión de los recursos, pero ahora están entrando en la categoría de un proveedor más de Gobierno en una licitación. “Esa es la parte que no nos parece la mejor o la más adecuada, pero son las reglas que hay ahorita, entonces estamos en vías de ver si participamos precisamente para atender esta cuestión”.
Asimismo, dijo que la otra problemática es que, en lo que se emite dicha convocatoria y se hacen los trámites, la autoridad les deja muy poco tiempo para las acciones ya que la meta es aplicar 500 pruebas, consejerías y entrega de paquetes informativos a la población LGBTTI+.

“Atender a 500 personas que tienen vulnerabilidad a las infecciones de transmisión sexual, no es una tarea sencilla y si esto lo van a cerrar a mes y medio o a un mes de cumplimiento. Implica muchísimo trabajo y desgaste cuando pudiera hacerse con mayor temporalidad…”
Marco García Robles, activista

¡Participa con tu opinión!