Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado con apoyo de uniformados de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes, lograron evitar que una familia fuera víctima de una extorsión telefónica, ya que les estaban pidiendo el depósito de un millón de pesos, a cambio de no hacerle daño a uno de sus integrantes a quien presuntamente tenían privado de su libertad.
Todo se originó cuando una familia que tiene su domicilio en el municipio de Jesús María, se comunicó a los servicios de emergencias para reportar la supuesta privación ilegal de la libertad de un joven de nombre Érick.
Según informaron, la persona que hizo la llamada telefónica proporcionó información que hacía creer que efectivamente tenía en su poder al joven de 19 años de edad, por quien solicitaba un depósito de un millón de pesos a cambio de no hacerle daño.
Así mismo, indicaron que habían intentado ponerse en contacto con Érick, pero no les contestaba las llamadas, por lo que temían que efectivamente estuviera siendo víctima de un delito.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, se les pidió que no hicieran ningún tipo de depósito y tampoco contestaran más llamadas, mientras que los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se dieron a la tarea de buscar al joven, además de que solicitaron el apoyo de las diferentes corporaciones policiacas.
Fue más tarde cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes lograron localizar al joven en la avenida Convención de 1914 Oriente, a la altura de la colonia Del Trabajo y tras confirmarse que estaba bien de salud y nunca estuvo privado de su libertad, procedieron a trasladarlo nuevamente con sus familiares.

¡Participa con tu opinión!