Durante la temporada de lluvias, los accidentes viales entre los taxistas aumentan hasta un 15%, según Refugio Eudave Ortiz, líder de la Agrupación de Taxistas Revolucionarios de Aguascalientes, la lluvia y las condiciones adversas de las calles representan un riesgo significativo para los conductores.
Eudave Ortiz explicó que una de las principales recomendaciones para los taxistas durante las lluvias intensas es detener sus vehículos para evitar daños mayores. La acumulación de agua y los baches en las calles pueden provocar reventones de llantas y daños en la suspensión de los vehículos, lo que resulta en reparaciones costosas. Además, la visibilidad reducida y las superficies resbaladizas contribuyen a los accidentes.
La problemática se agrava durante la temporada baja, cuando las vacaciones escolares reducen la demanda de servicios de taxi, afectando los ingresos de los conductores. Según el líder, la actividad disminuye hasta un 40% en estos periodos, lo que complica aún más la situación financiera de los taxistas.
Las reparaciones por daños en las suspensiones, que son muy comunes en esta temporada, están en el orden de los dos mil a cuatro mil, e incluso hasta cinco mil pesos, en vehículos de los años 90 hasta principios de los 2000. Sin embargo, en el caso de vehículos más recientes, la reparación puede costar entre ocho mil y doce mil pesos.