Leonardo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Tener síntomas como tos, cuerpo cortado y dolor de cabeza es ahora motivo de alarma, ante el riesgo de estar contagiado de Covid-19.
Por ello, ciudadanos acudieron ayer en sus autos a hacerse las pruebas drive-thru dispuestas por el Estado.
“Me empezó a dar tos y dolor de cabeza, y ya tenemos miedo. Nos dio pendiente”, señaló la señora Flor, quien llegó ayer al mediodía a hacerse la prueba en el módulo instalado afuera de la Clínica de la Sección 50.
“Me siento más tranquila porque ya me hicieron el estudio y nada más esperar que todo salga bien”.
Ana, una joven que ayer llegó al mismo punto, ubicado en Mitras Norte, dijo sentirse preocupada por sus síntomas, por lo que está aislada de su familia.
“En mi hospital no me la quisieron hacer”, comentó al concluir la prueba, “traigo sintomatología leve, traigo tos, temperatura y dolor de cabeza.
“Sí quiero estar más tranquila, sobre todo por la gente que me rodea. Trato de estar aislada, a mi familia ya no la veo”.
Las personas tardaron entre 15 y 20 minutos para practicarse el examen, pues casi no hubo filas.
Aunque algunas personas de las que acudieron sólo tenían síntomas leves, sintieron alivio al saber que podrán descartar la enfermedad o confirmarla.
“Traía un poco de malestar respiratorio… un poco de temperatura”, dijo Roberto, quien también llegó a la prueba, “me siento un poco más tranquilo, porque así voy a poder saber si tengo”.
Durante los últimos días la afluencia de personas ha bajado considerablemente en los módulos drive-thru. En el punto ubicado en Morelos ayer se aplicaron solamente 35 pruebas, mientras que en los primeros días fueron varios cientos, mencionaron empleados.
Desde que se llega al módulo, el personal médico entrevista a la persona, que debe proporcionar datos personales, sintomatología e información de vacunas.
Tras una evaluación en la que se decide si la persona es realmente sospechosa de coronavirus, otro médico se baja de la unidad y le toma muestras con bastones en las fosas nasales.
Después, los pacientes reciben una hoja con información y se les indica que les llamarán para darles el resultado. Antes de retirarse, a las personas se les recomienda aislarse.